Artículo del mes

Qué es la cultura vial y cuál es su importancia


De acuerdo con el Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en nuestro país 16,000 personas pierden la vida anualmente en eventos de tránsito. El mismo Instituto advierte que, en su mayoría, estos incidentes se hubieran podido evitar, ya que 85% se deben a errores humanos, como en el caso de choques y atropellamientos, mientras que el resto son acontecimientos fortuitos como problemas en el camino, condiciones climatológicas adversas o averías en los vehículos. Lamentablemente, la mayoría de estos decesos corresponde a personas jóvenes.

Por todo lo anterior, en esta ocasión nuestro artículo del mes se concentrará en las bases de la cultura vial. Nuestro objetivo es explicar exactamente en qué consiste y por qué es fundamental fomentarla entre niños y jóvenes, ya que esto permitirá mejorar su seguridad y facilitar una convivencia armónica en la vía pública.


¿Qué es la Cultura vial?

La cultura vial –o educación vial– es el conjunto de competencias, reglas y normas de comportamiento que toda persona debe conocer y observar cuando haga uso de la vía pública, sin importar su medio de desplazamiento. Su implementación efectiva es indispensable para garantizar la convivencia armónica entre los usuarios. Pero no sólo eso: además, puede ser el principio de prácticas de movilidad más responsables con el medio ambiente, lo cual redundará en el mejoramiento de la salud de la población.

El objetivo de la cultura vial es promover la movilidad segura y sustentable de todos los que ocupamos la vía pública, garantizando nuestra protección y libre tránsito. Para alcanzarlo, es necesario que todos conozcamos los derechos y obligaciones que adquirimos como automovilistas, motociclistas, ciclistas, operadores de transporte de carga, usuarios del transporte público y peatones, así como las características propias de la vía pública, los factores de riesgo a los que estamos expuestos y las medidas que podemos tomar para evitar ponernos en peligro.

Factores de riesgo


Conducta vial para todos

Quienes compartimos el espacio público debemos poner de nuestra parte para desarrollar una cultura vial que nos beneficie a todos. La responsabilidad no recae sobre un solo grupo en específico: un automovilista que no atiende a la señalización, lo mismo que un peatón distraído viendo su celular en lugar de fijarse en el semáforo, ponen en riesgo su vida, pero también la de otros peatones y automovilistas.

Es cierto que la cultura vial que debemos mostrar como peatones es distinta a la que ejercemos como pasajeros de un transporte público o como conductores, pero es igualmente importante. En última instancia, todas las buenas prácticas operan en conjunto para hacer posible la seguridad de todos.


Educación vial en la niñez

La familia es la primera escuela de un ser humano. Conforme crecen, los pequeños imitan a sus padres, hermanos, tíos y abuelos y así forman hábitos. Por ello, es de suma importancia que pongamos atención a nuestra cultura vial, de manera que los niños aprendan las reglas desde muy pequeños. Así, se conducirán con precaución de manera natural a lo largo de toda su vida, sobre todo cuando llegue el momento de asumir la responsabilidad de un volante.

Tal como asegura la ONU, cuando los adolescentes comienzan a manejar, se convierten en centinelas de la cultura vial si crecieron conociéndola y respetándola. Criar a los niños con hábitos seguros, empáticos y sustentables es, en definitiva, la mejor inversión para su futuro y el de la movilidad de su entorno.



Fuentes:

https://www.onu.org.mx/cultura-vial-desde-la-infancia-una-inversion-a-futuro/}

https://www.fundacionunam.org.mx/unam-al-dia/donde-ocurren-accidentes-viales/

https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/50994/OPSNMH19011_spa.pdf?sequence

https://guadalajara.gob.mx/manual-de-cultura-vial/

https://www.fundacionunam.org.mx/unam-al-dia/donde-ocurren-accidentes-viales/

https://www.paho.org/uru/dmdocuments/Manual-Docentes-Padres-Alumnos-Parte-2-web.pdf